viernes, 13 de marzo de 2009

Pecado musical

El mismo día que conseguí el cd de Roxy Music, al entrar en un supermercado reconocí que la música que sonaba era una vieja canción que en su momento me agradaba. Disculparán el contraste en calidad, pero ciertamente, y como dice Iván, solemos dar cada bandazo que sorprende. La rolita sigue gustándome, para qué negarlo. Si no fuera así, no me atrevería a ponerla aquí. Tiene su encanto.


5 comentarios:

El gato azulgrana dijo...

Por eso me caes bien, porque no tienes empacho en admitir tus gustos y defenderlos con argumentos, actitud que no cualquiera posee.

JJ dijo...

Gracias muchacho, es algo que apreciamos uno del otro... Creo que me faltó explicar algo de esta canción: aunque el motivo es romanticón, es justo esa parte la que en mi opinión le da en la madre a una letra que pudo ser buena. Las frases, hasta antes de decir pendejaditas del estilo si tú te vas yo no soy nada, todo lo anterior me gusta mucho. En fin, algo que omití al publicar la entrada y que ahora comparto contigo y con quien se meta a leer esto.
Y siguiendo la línea de lo musical, creo que todavía tenemos una discusión pendiente, quizá una de las más importantes, acerca de cierta banda trascendente que no aprecias... Chelas de por medio... como ves?
Un abrazo

El gato azulgrana dijo...

Me imagino que hablas de los esos sobrevalorados ingleses. No son malo, simplemente no son los únicos. Acepto la invitación, pero antes préstame unso discos, para irlos entendiendo porque sé que a final de cuentas me acabarán gustando.

JJ dijo...

Sí, hablo de esos geniales ingleses que, si bien no eran los únicos, sí son únicos.
Un abrazo y pronto te llevo un disco, de verdad, nada más no recuerdes lo que ha pasado antes y tendrás los discos a la mano.
Un abrazo

El gato azulgrana dijo...

bueno, si esa s la condici+n para que me levantes el bloqueo musical entonces así será.
Pero que sea pronto, yo no tengo paciencia de cubano y esperar por generaciones jejeje