miércoles, 9 de marzo de 2011

Otro sueño sobreviviente

En ocasiones uno siente que algo muere, dentro o fuera de sí mismo. El año pasado, o antepasado, no recuerdo bien, sentí que apenas algunos sueños sobrevivieron una terrible noche, como la de anoche. Hoy me siento similar. Mis sueños se componen de imágenes, frases, miradas, recuerdos, atmósferas llenas de neblina donde habitan cosas que me han dejado marcado, de una u otra forma. No recuerdo el año preciso, aunque probablemente fue hace como quince años, cuando estas imágenes comenzaron a habitar mi ser. Hoy las comparto, a manera de resistencia, como alguna vez, en este mismo blog, compartí otras tres imágenes que sobrevivieron ante la desesperanza y la falta de sentido.








2 comentarios:

txt)·) dijo...

Yo también he soñado con paisajes similares y concluyo en que necesito un respiro en mi vida de oficinista; un respiro de aire dulce y fresco, como al que invita estas imágenes. En tu caso, ¿qué necesitas?

Saludos.

Tenemos pendiente algo.

JJ dijo...

¡Vaya pregunta! Me has dejado pensando, pero creo que en realidad lo complicado es lo más sencillo, como bien dices: un respiro de aire dulce y fresco, un sitio tranquilo y con mucha luz, una pausa mientras todo(s) pasa(n). Hay instantes así, pero creo que hacen falta más minutos.
Para lo que está pendiente, es cosa de organizarnos y ponerle fecha, ¿cómo ves?
Saludos.