lunes, 17 de noviembre de 2008

Vuelta al blog diván

Las últimas semanas han traído cambios y circunstancias que han tenido mi mente y tiempo flotando algo lejos de este mundo virtual; muchas cosas en escasos días. Pero de nuevo el blog adquiere forma de diván cuando es más necesario. Enfrentarme a cosas nuevas puede derivar en dos actitudes: emoción por el riesgo o miedo ante la incertidumbre, ambos parte de mi vocación autodestructiva.
Hoy me enfrento a eso. Lo nuevo, en combinación con el cambio de hábito, cierto abandono de las formas conocidas, hace más brutal al miedo. Me quedan en cambio algunas certezas que me confortan: unos padres por demás extraños, pero que de una u otra forma están conmigo; un hijo precioso que siempre me recibe con una sonrisa; una hija canija que acelera más de lo que puede andar, y una novia hermosa que no se preocupa por mis deficiencias genéticas y enfermedades familiares. Tengo también la esperanza de alcanzar uno que otro sueño, y ahí la nueva certeza de que eso desconocido puede redundar en ello.
En fin, es un día extraño. Muchas emociones. Demasiado poco tiempo. Ya llegará la mañana y con ella un día decisivo lleno de incertidumbre pletórica de posibilidades.
La canción que me ha acompañado mentalmente estos dos días...

6 comentarios:

Danicelita dijo...

gracias por desempolvar el blog!!!... te extrañaba... un abrazo

Anónimo dijo...

hay otras certezas... a veces le llaman amigos. En fin... Cuídate y da una señal de vida.

Omar

YOYO dijo...

si ca¡¡¡ YA UNAS CHELAS ENTRE PREPARATORIANOS NO¿UNAS DE ESAS DONDE LUEGO NO RECORDAMOS QUE HICIMOS JAJJA .

ivan dijo...

Gracias por escuchar mis pendejadas, por hacer sentir que no toda la gente es para tenerle reservas.
Quisiera ayudarte en alguna forma, pero por el momento sólo tu me ayudas.
El charlie siempre ayuda.....

JJ dijo...

Auch!!!! Omar... he de decir que desde cierto ángulo tienes razón... pero por otro lado dije "certezas que me confortan" y no "certezas que me emborrachan" jajaja....
Bueno, la verdad tienes razón, lo siento.
Un abrazo
PD Quizás ya pueda regresar al póquer!!!

Dany, a vos se te extraña por acá, pero sigues por ashá... un gran abrazo.

Yoyo... sabes que ya no bebo... pero los puedo acompañar con un té chai o una limonada (sí, sí, ya sé tu respuesta: qué gay!!!, verdad?

Iván... nada, pues, ya sabes que acá andamos... no subestimes la ayuda que puedes ofrecer a este humilde servidor... un abrazo

yoyo dijo...

ahhh pues que gay jajaj chale que predecible soy jajaj