miércoles, 3 de diciembre de 2008

Pues bien, hace mucho que no escribo aquí y no tengo pretextos ni excusas, sólo un par de razones que quizás valgan la pena.
Noviembre fue un mes lleno de peculiaridades, lleno de altibajos y de algunas confirmaciones aunque no plenas de certeza. Quizás la buena suerte sí ha vuelto, pero quiere que le mantenga respeto, que me ancle detrás de la raya.
A final de cuentas no fui a ver a Paul Auster. Sin embargo, no me siento mal. Tuve la oportunidad de conocer a Alejandro Zambra, de asistir con Miguel a la presentación del nuevo libro de Goran Petrovic, y con Mariana a la conferencia de Fuentes en el Auditorio. Muchos escritores en cosa de semanas. Algo que desde hace mucho tiempo no sucedía y cuya razón intuyo, pero con la extrema precaución que me impide nombrarla incluso en mi mente, donde sólo se aparece como una especie de sombra, como una presencia que debe estar sin ser reconocida.
Noviembre también fue un momento de cambios. Ahora estoy formalmente incorporado al mercado de trabajo, en un empleo que se acerca a mis intereses, que hasta el momento he disfrutado; en resumen, un empleo que al menos en mi circunstancia actual llena varias de mis expectativas. Es este el principal motivo de mi ausencia en el blog. Han sido semanas de ajuste, aunque espero ya habituarme 100 por ciento.
Una razón adicional, que actuó quizás de forma menos evidente, fue la sensación de que este blog había cumplido su cometido; la ligera provocación de cancelarlo e iniciar otro nuevo. Sin embargo, creo que se trata sólo de un ciclo o, dicho de otra forma, de un capítulo, y por lo tanto no se requerían medidas tajantes. Aunque no lo sea, este blog parece tener su propia vida, y me ha ayudado en más de una forma y en niveles que no llegué a imaginar cuando comencé a escribir:

"10
Billy Pilgrim ha volado fuera del tiempo...
",

hace un año ocho meses.
En fin, queda por lo pronto esta entrada a manera de regreso (de verdad) al blog diván, y simbólicamente como un nuevo capítulo, aunque me temo que eso de capitular no va muy bien con la vida, o al menos con la mía.

7 comentarios:

ivan dijo...

Suerte pelotudo!

JJ dijo...

De mufa a mufa... soy un cagón!!!!!

yoyo dijo...

jajaj y para no quedarme atras ... sos un cagon mufa pelotudo jajaj¡¡¡ ya en serio carnal me da gusto que las cosas por fin tomen su curso y te vaya bien .

Anónimo dijo...

yo como no tengo noticias tuyas no se de que se trate... en fin... suerte ¿de que o qué es tu trabajo? Omar T.

yo dijo...

yo tambien quiero saber de que es tu trabajo

JJ dijo...

Pues de lo mismo que hacía antes, pero ya de manera formal: corrección!!!!

yoyo dijo...

si pero donde o como y otra ves ...donde jajaj