miércoles, 3 de octubre de 2007

Los días se van yo me quedo

Ayer cuando salí de mi casa iba descolocado y sólo podía recordar los versos: “Llega la noche suena la hora/los días se van yo me quedo”. Todo el camino hacia la Universidad mi mente espaciaba los blancos con la voz de Apollinaire.
Cuando por fin entré en el salón de clases, la inmersión en el mundo antiguo disipó mis vaguedades, mis pensamientos sin pensar, mi estado de conmoción... Después vino un ir y venir por bibliotecas hasta que finalmente encontré por mera suerte el libro que buscaba. Comencé a trabajar y unos minutos más tarde llegó Mariana. Me sentí feliz y estudiamos juntos. Luego vinieron un pequeño problema con el coche, cena de pizza y el regreso a casa para quedar dormido sin darme cuenta...
No fue sino hasta hace unos momentos que volví a pensar en la descolocada de ayer y sus motivos. Aunque fue algo que estuvo presente a lo largo del día, el estado anímico que provocó fue equilibrado por cosas buenas: el mundo clásico, la palmada del amigo Iván y el tiempo con mi novia. Justo hace unos minutos que pensé en ello, busqué mi libro y leí el poema que nunca memoricé completo y al recorrer las líneas me hizo mucha coherencia la razón por la cual ayer, durante casi una hora, no pude sino repetir en mi cabeza: “Llega la noche suena la hora/los días se van yo me quedo”.
Transcribo el poema de Guillaume Apollinaire completo. La traducción es de Manuel Álvarez Ortega, publicada por Visor.


El Puente Mirabeau

Bajo el puente Mirabeau corre el Sena
Y nuestro amor
¿Es necesario que lo recuerde?
La alegría viene siempre tras la pena

Llega la noche suena la hora
Los días se van yo me quedo

Con las manos unidas estamos cara a cara
Mientras bajo el puente
De nuestros brazos pasa
La ola tan cansada de las eternas miradas

Llega la noche suena la hora
Los días se van yo me quedo

El amor se aleja como este agua que huye
El amor se aleja
Lento como la vida
Y violento como la esperanza

Llega la noche suena la hora
Los días se van yo me quedo

Pasan los días y pasan las semanas
Ni el tiempo que se fue
Ni los amores vuelven
Y bajo el puente Mirabeau corre el Sena

Llega la noche suena la hora
Los días se van yo me quedo

2 comentarios:

iván dijo...

Mi estado de ánimo no es el mejor esta noche y este poema sólo sirve para ponerle más sal a la herida....

JJ dijo...

Lo siento, no era la intención, pero es bueno saber que se comparten cosas con personas que van más allá de las palabras y las pedas. Ya sabes que andamos aquí para lo que necesites, mi hermano. Ánimo!!! (y mira quien te lo dice jejeje)