jueves, 22 de noviembre de 2007

La Capitana Gazpacho...

Anoche fui a ver una obra de teatro. Tenía ya un buen rato sin ir a nada que no fuera cine y conciertos, y de estos, pocos en realidad. En fin, la obra que vi fue “Las tremendas aventuras de la Capitana Gazpacho o de cómo los elefantes aprendieron a jugar canicas” de Gerardo Mancebo del Castillo. El autor, hasta donde he podido averiguar, es un referente de la dramaturgia joven mexicana, a pesar de haber fallecido hace algunos años. No conozco mucho de teatro, así que mi opinión carece de cualquier tipo de autoridad. Lo único que puedo decir, como espectador común, es que la obra me gustó. La principal razón es la burla desenfadada hacia la sociedad y las necesidades y vicios del ser humano.
Por medio de seis personajes, se devela un mundo donde no hay límites para el desorden ni el absurdo. La Capitana Gazpacho anda en busca de su Dulcinea, mientras que su escudero Catalino vive enamorado de ella porque quiere que lo traten mal. Por otra parte encontramos a Mina Fan que busca su antihéroe y su hermana, Circa, que piensa que la nacionalidad se escoge y cuyo único asidero al mundo es el tiempo, el cual ha sido despojado de las 5 de la tarde. Finalmente, esta Honorosa la Mujer quien se declara tonta y necesita ser sumisa para encontrar la felicidad junto a su marido Pompeyo, quien feliz la doma.
El inicio puede desubicar un poco al espectador, dado que se presentan los binomios de personajes sin aparente relación. No obstante, con el correr de la acción uno se adentra en esa propuesta de mundo loco. El elemento principal es el humor, cuya gama es tan amplia que abarca desde el humor de acción hasta hábiles juegos de palabras, haciendo uso del sarcasmo, el juego cachondo, referencias culturales y situaciones absurdas.
Cabe mencionar que el montaje está dirigido colectivamente. Quizás hay pequeños detalles que afinar, pero en general me parecieron buenas actuaciones y en lo personal destaco las interpretaciones de Honorosa, Catalino y Pompeyo (esta última realizada por Hugo Corripio, quien tuvo a bien invitarnos y quien sé, ha puesto muchas ganas al proyecto).
La obra se presenta martes y miércoles en el Foro Contigo América, ubicado en la calle Arizona No. 156, en la colonia Nápoles. No se cobra, el donativo es voluntario, aunque hacen una recomendación de 50 pesos. La temporada durará hasta la tercera semana de diciembre, así que si alguien tiene tiempo y sobretodo ganas de pasar un buen rato riendo con una obra de teatro mexicano, vale mucho la pena ir.

2 comentarios:

PDG dijo...

muchas gracias por tu comentario, de verdad gracias es un proyecto muy importante para mi un abrazo !!! POMPEYO DOMADOR DE LAS ESPOSAS

JJ dijo...

Gracias a ti, porque conocí algo nuevo y disfruté mucho la obra... aquí estamos pa' lo que se necesite... un abrazo, Pompe!!!