martes, 2 de junio de 2009

Lo mejor y lo peor

Es martes y es el día de poner el mensaje positivo para esta semana. En realidad desde el domingo por la noche lo pensé, pero no tuve tiempo de buscar mi libro así que me fío de alguien que lo transcribió para internet. Nada nuevo, no es una entrada original. Los martes suelen ser mis días de "mala suerte" (¡sí, incluso viviendo a diario dentro de la suerte jodida hay días peores!), aunque, para ser honesto, esas cosas malas que han ocurrido en martes a veces resultan buenas, trascendentes.
Vuelvo a uno de mis padres literarios, aunque es un escritor que ya no frecuento, que ya no creo que sea lo máximo, y no sé por qué. Supongo que los gustos cambian y ahora no creo que todo él ni lo que escribió sea genial, pero la admiración por su potencia poética sigue presente...

silencio... adagio de rocas.....


Lo mejor y lo peor, por Charles Bukowski

los hospitales y las cárceles
es lo peor
los manicomios
es lo peor
los áticos
es lo peor
los hoteluchos ruidosos
es lo peor
los recitales de rock
a beneficio de minusválidos
es lo peor
los funerales
las bodas
es lo peor
los desfiles
las pistas de patinaje
las orgías sexuales
es lo peor
la medianoche
las 3 de la madrugada
las 5:45 de la tarde
es lo peor

caer del cielo
los pelotones de ejecución
eso es lo mejor

pensar en la India
mirar los puestos de palomitas
ver al toro coger al matador
eso es lo mejor

las bombillas en cajas
un viejo perro escarbando
los cacahuetes en una bolsa de papel
eso es lo mejor

pulverizar cucarachas
un par de calcetines limpios
el valor natural que vence al talento natural
eso es lo mejor

de pie frente a los pelotones de ejecución
echar migas a las gaviotas
cortar tomate en rodajas
eso es lo mejor

alfombras con quemaduras de cigarrillos
grietas en las aceras
camareras todavía sensatas
eso es lo mejor

mis manos muertas
mi corazón muerto
silencio
adagio de rocas
el mundo en llamas
eso es lo mejor
para mí.

1 comentario:

El gato azulgrana dijo...

Pues sí, al menos este martes estuvo raro tirando a horrendo.